jueves, 5 de abril de 2012

Con la mano abierta

Gente a la que le daría un guantazo:

- Listos que dicen estar muy ocupados todo el  día (inventándose incluso cargos en la empresa) y que por eso se creen más interesantes.
- Niñas superficiales babeando por típicos camareros guapetones que a su vez, solo hacen que mirar a su compañera de barra. (Quizá a ellos también les daría un guantazo, pa que espabilen)
- Jefes que se creen que porque se les llame "jefe" ya tienen derecho a perder el adjetivo de persona, para ganarse el de "seráeltiocabrón". Estos mismos jefes se merecen otro guantazo por creerse que algún día heredarán la empresa. (Como dirían en un conocido anuncio de seguros: ERROOOOR!!!!)
- Niñatos que van de empresarios y se gastan en la zona vip  del garito de moda, más de 800 euros en un rato y que para más I.N.R.I suben la foto del ticket a todas las redes sociales (¡Hay que ser idiota!)
- A los que te hacen esperar más de 10 minutos, venga va ¡también! Para que espabilen.
- A las operadas que misteriosamente no se les ve (porque las han borrado claro) ni una foto suya que se muestre la persona que era antes de la operación.
- Ah sí!! Aprovechando, a las operadas que ahora van de estiradas cuando antes no se le acercaba ni el loro de Chuck Norris.
- ¡A los fantasmas! que hay demasiados.
- A l@s interesad@s, ¡que también hay bastantes!

Seguro que me dejo unos cuantos, pero a todos ellos, un buen guantazo como explica el compañero Archy en RocknRolla:


 

PD: Feliz Semana Santa y ya sabéis, a quién se pase; ¡Un buen guantazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada