miércoles, 16 de noviembre de 2011

Posibles Hobbies cuando deje de jugar: 1.Cuidar un Bonsai


Pasamos todo el día demasiado estresados. Desde que nos despertamos con el ruido de ese despertador malamadre o esa alarma mezquina de móvil que viene a decirnos que tenemos que abandonar esa cama calentita, con esos cojines o almohadas que nos abrazan, para pasar otro día de prisas, contaminación, agobios, responsabilidades… De ahí una de las razones por las que cuidar un bonsái puede ser una buena opción.
Es una actividad que transmite paz, tranquilidad. Se debe dar en un ambiente con buena ventilación, buena temperatura, sin excesivo ruido. Factores que aumentan la capacidad para relajarse. –¡Que más quieres Baldomero!-

Además, siempre he sido un amante de la cultura oriental. Su forma de pensar, su forma de proceder y su enorme pulcritud y educación, es algo que me ha fascinado. Aunque no creo que por el hecho de cultivar uno, me vaya a convertir demasiado en alguien como ellos. = P

El arte del bonsái se originó en China hace unos dos mil años, como objeto de culto para los monjes taoístas. Para ellos era símbolo de eternidad, el árbol representaba un puente entre lo divino y lo humano, el cielo y la tierra. Durante siglos la posesión y el cuidado de los bonsáis estuvo ligado a los nobles y a las personas de la alta sociedad. Según la tradición, aquellos que podían conservar un árbol en maceta tenían asegurada la eternidad. Así fue como los monjes disponían los árboles pequeños en vasijas a lo largo de las escaleras de los templos y hasta eran fuente de culto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada