martes, 13 de diciembre de 2011

Dulce ¬¬ Navidad

No me gusta la Navidad. Estas fechas solo traen catarros, frío y pesadumbre. Lo curioso es que hay mucha gente que sí que le gusta esta época del año. La verdad, no entiendo sus motivos. Estas fechas llevan asociado,por ejemplo, una palabra: GASTO. Si la gente se queja de que no tiene dinero, que la cosa está fatal, crisis... ¿por qué llega la navidad y no paran de gastar? ¿Cenas, comidas, regalos?
Regalos. Esa es otra! Nunca sé qué regalar. [Y, ¿¡por qué regalar!? Puedo ser partidario de hacer regalos sin motivo o de hacerlos en cualquier otra época del año, pero en navidad...¿Por qué? porque la gente lo hace, porque el sistema nos induce... Pues nada, como burritos, todos a regalar cositas y dejarse los cuartos.]
Si regalas ropa, no sabes si le gustará, si le irá bien la talla, si en esa tienda no suele comprar o simplemente, no va con su estilo. Regalos típicos como un pijama, colonia, perfume,unas zapatillas de estar por casa, libros, música...Eso no se puede regalar! ¿por qué? pues precisamente por eso, por típicos! 
Además, veía con pánico el momento de tu tía preguntando: 
- Qué necesitas o qué quieres para estas navidades ¿? 
-  Mmmm, pues la verdad es que no necesito nada, gracias tía = )
Después se lo preguntaban a mis padres y ellos siempre tenían una/varias respuesta/s para cada persona que le preguntara, por cierto, qué capacidad tiene mi madre para contestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada